lunes, 10 de diciembre de 2007

Como no estoy entrando al Internet mucho...

Dejo unos fragmentos del último cuaderno rojo que estoy escribiendo

A los niños desde que aprenden a escuchar se les debe decir que son Dios, que ha despertado a la vida para explorar, conocer y disfrutar del mundo, del universo que crearon y seguirán creando en sueños, mientras duermen, mientras fantasean.

Se les debe decir a cada uno que la imaginación es una bandada de aves que dejan una estela de planetas tras de sí y que cada planeta es un instante apenas, pero un instante es la eternidad que le podría tomar a un hombre conocer un planeta entero. Y que cada uno de ellos es la imaginación transportándose en un cuerpo, que por lo tanto deben cuidar su medio de transporte. El ser humano es la (única) posibilidad que tiene Dios de conocerse a sí mismo.

La mente es un árbol cuyas raíces se hunden en el centro del planeta. Cada mundo tiene una sola mente. Y la mente que organiza los movimientos de cada cuerpo en el planeta es sólo una célula de esa mente orgánica del mundo, que es su habitación. El espíritu tiene libre tránsito a través de la mente. La vanguardia son los brotes más frescos de la mente, los más lejanos del grueso tronco, los más frágiles y desesperados por alcanzar los más abrasivos rayos del sol.

Lo bello debe ser interesante, atractivo y cautivante. Lo bello es mutante, viviente, efímero por naturaleza. Bello es lo que es. La belleza es subjetiva, es un significante del cual uno se apropia para llenarlo con violencia cuando se lo utiliza para calificar algún objeto. Sin embargo la belleza es también un estado en el que el sujeto, o aquello innombrable que queda de él luego de su autodestruxión, contempla el mundo como a un espejo que refleja eso que es.
Bueno está bien, a esto último Kant lo llamó sublime, pero el broder de Jarabe de Palo lo llama bonito. Y, en esto de los conceptos, lo mejor es estar a la moda.
Fragmentos extraídos de: "Es más o menos octubre".
-Diez mil millones ochocientas cuarentaitrés almas mueren hoy ahogadas en los vacíos oceános del pop. En el mundo deben haber ciento veinticinco millones cincuentaidós mil quinientas quince personas parecidas a ti y por lo menos cientocuarentaitrés deben ser exactamente iguales.
-No, yo solo me parezco a mis ancestros y a los hijos de éstos, que son mis hermanos -responde la otra bestia, con un poco más de sincretismo cristiano-shintoísta.


6 comentarios:

Luli Jones dijo...

El ser humano es la (única) posibilidad que tiene Dios de conocerse a sí mismo.

eso sale en conversaciones con dios de donald walsch, tb t la leiste? y lo sabes todo como yo?

por ke yo soy dios
y tu tb

El NeuroTransmisor dijo...

no lo he leído de donald walsch, sino que vi la página web de dios y me dije: ah mira tú, sí pues no y también entendí por qué en el bhagavad gita krsna dice que percibe a través de nuestros sentidos y a través de los organismos que pueblan el mundo, con sus mil (por decir infinitos) ojos y oídos.

Hoy soñé que vivía en el tercer piso y que un broder con chivita regaba mi ventana, así que mi cuarto se inundó, justo cuando pasaban las cebras y un dragón panzón magenta, pero no tipo barney, sino más así tipo robotech, en dibujos animados. Bajé corriendo y sin decirle que no lo hiciera le metí un puñete.
q cosa es puñeta?

Y además qué cosa es el ser humano ahora que ya sabe que es dios, en cierta forma antes solo los santos lo sabían, es una forma un toque mística de vivir. A veces me lo imagno todo tipo pokemon, q uno va de pueblo en pueblo o de esfera en esfera probando pokemones, como las haditas de inoue de bleach que en realidad no son seres reales, sino partes de sí misma que por querer que fuesen útiles cobraron vida.
Cuando me imagino a Dios, lo veo como un universo, pero también como un insecto bien pegamonstruo, pero buena gente que en el fondo es cómo me gustaría ser, supongo, y luego lo borro como si estuviese pintado en una pizarra. Y comienzo a imaginar una comida, y luego algo en qué pensar, que pueda ser interesante, luego me pierdo tonteando, luego vuelvo a pensar en Dios en lo que él querría que estuviese haciendo en ese momento y lo imagino diciendo haz lo que quieras y me tomo un momento para pensar y ahora qué eh? Y siempre pasa algo o alguien me pide que haga algo o se me ocurre hacer algo como leer, tocar guitarra, hacer ejercicios, dormir, comer, hablar con alguien, etc. o en fin, cualquier cosa.

Hoy cuando veía a Fujmori, recordé un domingo de 2001 en que me preguntaba si atraparían algún día a Montesinos, ni siquiera me preguntaba por fujimori porque lo imaginaba encabezando una facción yakuza para venir al peru y terminar por romperlo todo. Y ahora los dos tíos que lo tenían están en cana. Y no me da risa, tampoco me da pena cuando sale la gorda de su hija. Luego me pongo a pensar en la imitación que jb hace kenyi en el cuartito cuando le dice: aaaaapiiiii. Y ahí sí me río. Y luego me pongo a pensar que siempre estoy esperando el chiste de todo y no es que lo espere como puedo esperar a que pase un carro o a que se desocupe un baño sino que simplemente es lo que espero ver cuando veo algo: lo chistoso para reírme.
Aunque después de soñar q también se pueden regar ventanas en terceros pisos y que puedo salir a golpear a un broder, creo que mejor salgo un rato a ver qué hay. A darme más cuenta de mí mismo, de las decisiones que tomo, a tomar conciencia de mis movimientos, de adónde voy, qué pienso, qué hago, cómo lo hago y saber qué soy y para qué sirvo.

jpeñaherrera dijo...

Tambien soy dios,pero uno muy feo y esto es el olimpo. Quizas cuando todos sepan que son dioses terminen avocandose a lo unico que pueden hacer, osea a todo. puede que todos seamos todos los dioses. El panteismo abre posibilidades varias. Una vez un hombre se quejo de dolor de cabeza cuando me saque un conejo.

El NeuroTransmisor dijo...

¿Quién se sacó el conejo tú, el hombre... o el conejo?

Yo diría que la corneja se sacó la marsupia.

Hoy vi a un tío agarrando a patadas a un limpialunas medio tío, con una pinta de trulazo, todo tela. También conseguí un empleo, creo que el broder no se podía parar del suelo. La combi arrancó. Una mujer que hablaba de alcoholicos anónimos cerró toda la ventana que me estaba despeinando. La abrí hasta la mitad: "tampoco tampoco", diciendo.

Ké bonita es la gente. Acid house es la cagada.

Luli Jones dijo...

ah hay palabras ke no entiendo =__=' hoy hable con dios
porke gorda ocn tanto odio en esa palabra?
dejennos en paz!
no es "malo " ser gordo (pero siempre me kejo) ¬__¬

lachicagrafika dijo...

¿Hermético kizá? ;-)