sábado, 19 de noviembre de 2005

Dioti Nelmund



Yo trabajaba en una oficina.
Pero poco a poco y como un perrito
me fui volviendo loco.
Me gustaba enloquecer
hasta que me di cuenta de la realidad
y la odié.

1 comentario:

_=nadieZpecial=_ dijo...

Imbècil... no olvides la pregunta clave: ¿Por qué?

Hey sabio... no olvides la respuesta omnipotente: No lo se.


Ahora puedes decidir que hacer