jueves, 21 de septiembre de 2006

Depresión (es un poema de hace ya varios días)

Incluso las que duermen en el mar
tienen el corazón seco.


Todas las piedras están secas

empujadas por las aguas indiferentes del río
o golpeadas por la lluvia o el balde.

Todas las piedras están secas,
estoy triste.

5 comentarios:

El Gonzi dijo...

El agua, incluso las gotas de lluvia, pueden erosionar una roca y por ahi llegar al corazón de la misma.
Aunque se tome siglos y siglos en hacerlo.
Saludos

El NeuroTransmisor dijo...

En los tiempos de la depresión, la tristeza nace como un punto inevitable en el horizonte. Si hubiese una forma de hacer entender a las personas deprimidas que, aunque tome siglos, el agua aparecerá en algún lugar, es un hecho que las pastillas no tendrían compradores en el mundo.

Anónimo dijo...

A terapia, sobrino.

El NeuroTransmisor dijo...

uuuuuuuurgente!!!

Anónimo dijo...

La mejor terapia es la depresión.