jueves, 11 de octubre de 2007

Esta es la nueva genial idea que se me ha ocurrido por el día del campesino


Si vamos a estar weviando y drogándonos todo el puto día, nos va a dar hambre. Lo que hay que hacer es utilizar los parques para sembrar harta bajada.

Si siembras papas, cosechas papas. Entonces hay que coger un montón de papitas fritas para tirarlas en los jardines de nuestros distritos favoritos y esperar unos cuantos años. Cuando seamos grandes vamos a tener un montón de paliativo hasta para regalarles a los broders que viven en sus sillas de ruedas.

De esa forma no vamos a seguir haciendo mierda el planeta y vamos a poder tener vidas dignas para dedicarlas a las drogas y a nuestros deportes favoritos. Yo creo que si cada quien hace lo suyo incluso vamos a poder intercambiar los productos de nuestras vecindades. Sí, yo quiero hacer un carruaje que esté tirado por los perros que voy a alimentar para que jodan en las calles. Y luego voy a inventar un estilo de kung fu en el que te puedas montar a tu oponente y embarazarlo. Si el día del campesino solo se puede celebrar en Ayacucho hay que ayacuchizar Lima para que todos podamos celebrar con chakitakyas el día de los sagrados alimentos. ¡¡¡¡Hay que sembrar konchesumadre!!!! (esta idea me ha exaltado bastante para qué).



4 comentarios:

V de Vendetta dijo...

S´´ii!!

Hay que quitar el asfalto y utilizar todo el espacio que ocupan las pistas para hacer huertos.
Y jugar quemando autos, o utilizando sus llantas para seguir jugando!

El NeuroTransmisor dijo...

Puedes por el amor de dios, pensar como pernosa un rato y darte cuenta que es imposible sacar las pistas con tantos carros encima. Primero hay que exterminar los autos, para eso se necesitan martillos, motosierras, alicates, esos gringos que comen fierro y que salen en ripley y una vez que ya no hayan autos, sino piernas con licras fuxias, recién vamos a poder desalambrar las pistas.

Mientras tanto hay que seleccionar las mejores papas.

"Faltan hembras, importemos."
Caudillo Pardo

V de Vendetta dijo...

El asfalto nos impide transitar libremente, es una imposición. Para recuperar lo que es de todos es necesario liberar la tierra, y atacar a todo el que lo impide, sea autos o objetos con cuerpo humano.

Ya no piensp como persona, sino como paloma. Lo siento.

Equinoxe dijo...

"El sembrador salió a sembrar..."


!D