viernes, 24 de noviembre de 2006

Nadie es profeta habiendo salido de su cuarto

Corregir, corregir. Buscar como un orfebre la palabra adecuada, el sonido que corresponda con una sensación o un estado o disposición espiritual. Toda esa búsqueda infructa es una inacción, una pérdida de arena.

En el mundo del materialismo histórico, no hay lugar para la vida más allá de esta vida que te carcome. Si por lo menos pudiese ser otra cosa que cenizas deshechas en el viento, grito que vuela como pluma desprendida de ave migratoria, renacuajo que se convierte en mariposa al salir de la marsupia, gota de lluvia que como todas las demás termina siendo charco que la bicicleta evita el domingo en la mañana, rayo de sol que entra por la ventana y no deja seguir durmiendo al que no le importa nada y solo quería seguir durmiendo, día de trabajo bip bip bip para consumir coca en el baño y estar en constante movimiento, día tras día tras día tras día tras día de aburrimiento que quieres extruijir hasta que se despompoteete en microferulillas de liquidios suicidados.

El progreso es hoy. Mañana seguiremos progresando. Ayer progresamos un rato, pero hoy progresaremos más y mañana tendremos televisores que proyecten slides en las nucas de nuestros contemporáneos. (NO TENGAS CURIOSIDAD NI INTERÉS NO INTENTES SER DIFERENTE LAS ÓRDENES SON IMPARTIDAS DE ARRIBA ABAJO Y TÚ ESTÁS EN LA MÁS EXCREMENTICIA BASE) Me fui a la mierda, pensé en los críticos que comen perdices en los Estados Unidos.

Pero volví.

Una visión cubista de la realidad tal vez logre salvarme de mí mismo y de mis pasiones maniacas. Una depresión me arrancará una oreja y se la enviará en un sobre para que me haga escuchar sus mares en su seno. El amargo sabor de un beso kitsch, que en blanco y negro es opacado por el humo de un cigarro que Godard le dijo que prendiese y que luego ya nadie lo motivó a prender. El profesor nos dice que Van Gogh es postimpresionista y yo me digo: ¿Qué culpa tenía el pobre Van Gogh de ser post algo?

Materia para salir del ocaso al oquito. El sol irritado necesita descansar sus pies en un reclinatorio desde donde adorarlo sea una acción de corrección y composición racional (una pirámide). Los salvajes mientras tanto esperamos a que la noche caiga para destruirla como al tejido de Penélope.

Vienen héroes absolutamente estúpidos a echar a andar las máquinas que detendrán a la locomotora de la historia 1 2 3 4 5 6 7 8 9, para que todo caiga en un absurdo radical y no fundamentalista 36 831 º6!& /1º26 fa. Los teóricos de la literatura latinoamericana deberían estar orgullosos de mí conchasumadre carajo. Yo mismo soy (ni yo me la creo).

Los viejos proyectos se oxidan cabizcaídos bajo los ríos-serpiente.
Quien me saque a la superficie
morirá electrocutado.
Han echado su maldición.
Bajo el agua, algún día,
Comprenderé que la superficie
No estaba encima mío
y como Moisés, habré llegado tarde
y ciego a la orgía en gloria al becerro
que de tarde en tarde es llevado en andaspor nuestros necios amatorios.

Charly dijo que la vanguardia es: "mi capricho es ley". Mi postvanguardia es: "puta, quiero lanzar más, hasta quedar como él".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Encontrar la palabra adecuada para llegar al oìdo o al ojo de Dios.

Anónimo dijo...

Como tampoco nadie es profeta habiendo salido del baño.

El NeuroTransmisor dijo...

o habiendo salido del telo