viernes, 9 de noviembre de 2007

And Echo will laugh for those who stand alone

Fui a la montaña a buscar iluminación
no la encontré en la ladera de la montaña.
Grité desolado
y oí el eco.
Volví a gritar.
Volví a oír el eco.

MATHIESSEN, Peter. El río del Dragón de Nueve Cabezas. Mandala, Barcelona, 1999.


Yo tampoco entiendo nada. :-)

2 comentarios:

Mari dijo...

jjaajajajaj
me gusta el texto de arriba, y tu selecci[on de autores, seguire leyendo.

Elliot Calixto dijo...

Fui a la montaña con propositos de fumar.Me encontre con un grupo de gente trabajadora, lucian amables pero hermeticos.

Ellos convertian hojas en dinero y en vigilia con la ayuda del kerosene y el acido. Somos buenos amigos. Cocino coca todas las noches.